4 Actitudes de los emprendedores que atraen a la abundancia 2018-04-29T12:48:58+00:00

4 Actitudes de los emprendedores que atraen a la abundancia

Antes de que leas este artículo te voy a proponer una reflexión: Fíjate que yo ofrezco a todo el mundo las mejores estrategias de marketing existentes actualmente, las mejores herramientas publicitarias, los mejores canales de comunicación ¿Por qué entonces unos proyectos salen tan bien y otros acaban por no funcionar?

A medida que voy acompañando a más y más emprendedoras y emprendedores más me doy cuenta de que, al final, lo que acaba realmente determinando que un proyecto salga o no adelante es la actitud de la persona o personas que lo componen. Me doy cuenta de que, al final, mi trabajo se centra mucho más en ayudar a las personas a ir transformando sus creencias y sus actitudes que en  la estrategia de marketing en sí misma.

Cuando echo la vista atrás y hago un repaso de los proyectos que mejor han funcionado, encuentro que éstos suelen estar nutridos por personas que mantienen con firmeza unas actitudes muy concretas antes los retos que se les presentan.

4 Actitudes habituales entre los emprendedores que acaban teniendo éxito con sus proyectos

Se abren a otra realidad

Todos hemos escuchado en múltiples ocasiones la frase de Einstein “Si quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes”, pero la realidad es que muy pocos hacen realmente caso a este eminente personaje del siglo XX.

Los emprendedores a los que no les suele ir bien son aquellos que no son capaces de hacer algo diferente a lo que han hecho siempre, esto es muy curioso, porque muchos, al final, me quieren acabar contratando para que les haga el mismo tipo de trabajo y de la misma manera que a ellos nunca les funcionó.

Las personas que acaban generando dinero se abren a hacer las cosas de una manera totalmente diferente a lo que ellos pensaban y creían hasta ese momento. Pueden tener dudas o miedos a hacer las cosas de una manera que nunca probaron, pero saben que tienen que hacer las cosas diferentes y abrirse a nuevas experiencias.

Se centran en la solución (no en el problema)

Si hay algo que caracteriza a las personas que acaban abandonando su proyecto es la gran cantidad de tiempo que dedican a pensar y a hablar sobre el problema en vez de dedicarse a pensar y hablar de las posibles soluciones. Las escucho decir a menudo: “Esto no funciona”, “No tengo dinero”, “Ya lo intenté”, “Ya no sé qué hacer”.

Las personas con éxito en sus proyectos, sin embargo, más bien me dicen cosas del tipo “Esto no me funcionó y ahora estoy probando con esto otro”, “No tengo dinero ahora, pero voy a conseguirlo aunque tenga que pedirlo prestado”, “lo seguí intentando hasta que lo conseguí”, “No sabía qué hacer, así que me estuve informando y aprendí a hacerlo de otra manera”.

Paciencia

Por alguna extraña razón que desconozco, la mayoría de las personas que quieren que les ayude con sus proyectos piensan que pueden sacarse un buen sueldo con solo 4 meses de campañas publicitarias. Es cierto que si pones en marcha ciertas estrategias de marketing es probable que obtengas más ingresos de lo habitual, pero obtener ingresos suficientes como para cubrir gastos y, además, sacarte un sueldo, te puede llevar hasta año y medio. Antes de llegar a una estrategia que funcione hay que hacer pruebas con diferentes públicos, contenidos, anuncios, productos, etc. Encontrar una combinación que funcione puede tardar, y solo si tienes la paciencia suficiente podrás recoger los frutos.

Buscan ayuda

Soy muy amigo de la autosuficiencia y la promuevo, pero, definitivamente, hay cosas que mejor que las haga un experto ¿Te imaginas a ti mismo construyéndote tu propio coche en vez de comprarlo? ¿Te imaginas a ti mismo construyéndote tu propio ordenador en vez de comprarlo? La respuesta a estas preguntas puede parecer muy obvia, pero en el mundo del marketing y la publicidad el 99% de las personas que quieren poner en marcha un proyecto consciente intentan diseñarse ellos mismos su webs, diseñan sus propias estrategias publicitarias, crean su propios carteles, sus propios vídeos caseros… con los resultados que te puedes imaginar, dando una imagen que, definitivamente, no es la que les lleva a aumentar sus ingresos.

Sincérate contigo mismo, no puedes hacerlo todo y además hacerlo de manera profesional, atreverse a soltar y a delegar.

Personas mundialmente conocidas que creyeron en sí mismas

Personas que ahora son conocidas en todo el mundo, seguramente pasaron por las mismas experiencias que tú, “fracasaron”, obtuvieron resultados pésimos, fueron expulsados de empresas, pero… ¿Sabes qué? se mantuvieron firmes en estas actitudes de las que hemos hablado y en su propósito de hacer aquello que amaban.

· Walt Disney, fue despedido en su momento en la empresa Kansas city Star, el motivo que adujeron sus jefes fue “su falta de imaginación y de buenas ideas”

· Henry Ford fracasó hasta 2 veces en su intento de crear una marca de coches antes de poner en marcha Ford.

· Steven Spielberg fue rechazado por la Escuela de Artes cinematográficas en múltiples ocasiones.

· Oprah Windfrey, una de las presentadoras de Tv más famosas del mundo, fue despedida en su momento como presentadora de un canal de noticias.

· A Steve Jobs, el creador de Apple, lo echaron del propio Apple en 1985 por ser un empleado desobediente y rebelde.

· Albert Einstein fue considerado un alumno mediocre por algunos de sus profesores.

· Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, se encontró que todos los grandes inversores y hombres de negocio de Silicon Valley le invitaron a abandonar ese proyecto, le dejaron clarísimo que su red social sería un rotundo fracaso.

Amar y creer en lo que haces, el impulso para seguir

Si yo me hubiera dejado arrastrar por mis “fracasos” ahora mismo no estarías leyendo estas palabras. Antes de estudiar marketing, yo iba dando palos de ciego a la hora de gestionar los proyectos que ponía en marcha, y la verdad es que me llegó a pasar de todo un poco, como aquella tienda de comercio justo en donde entraba más gente a venderme cosas que a comprarme, o aquella vez que, estando a la espera de unas subvenciones para una empresa que estaba montando, nos levantamos un día viendo en la portada de los periódicos a la persona que nos la estaba gestionando, encarcelada y acusada de la creación de empresas fantasmas….

También he vivido casos de éxitos rotundos, los cuales, creo que hay que tomarse con cierta serenidad ya que en los negocios y en la vida todo fluctúa y todo cambia, aunque eso sí, lo único que no ha cambiado en mi es una cosa: las ganas de seguir viviendo y haciendo cada día lo que me apasiona, así que, por favor, tu también, nunca dejes de hacer lo que amas!

Esperando como siempre, que te haya sigo útil para emprender o seguir tu camino, si quieres seguir recibiendo este tipo de ayuda, no dudes en darte de alta en mi newsletter. Si necesitas acompañamiento en tu proyecto, contacta conmigo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies