Quién soy 2018-04-29T16:42:01+00:00

Otro Marketing y otra Publicidad es posible

Carlos Medinilla

Existe una manera de comunicarse, de hacer marketing y de hacer publicidad en la que no hace falta manipular, no es necesario ser estridente, no es necesario apabullar a la gente, no es necesario estar todo el día diciendo “Soy muy bueno en lo que hago, contrátame”…

Hay otra manera de comunicarse, te aseguro que hoy en día se trata de darle la vuelta a todo lo que has visto en publicidad, puesto que hoy, de lo que se trata es de estar al servicio de tu comunidad, de que las personas vean que estás por la labor de ayudar, no por la labor de venderles cosas. Las personas valoran que le seas sincero, que quede claro hasta dónde puedes ayudarles y hasta donde no.

Si hay algo que caracteriza a las personas que nos dedicamos al marketing es que se supone que hay que dar una imagen de “siempre éxito, siempre abundante, siente feliz” y esto, es algo con lo que yo jamás me he identificado, creo que es una gran mentira que genera mucha frustración. La realidad… es que ninguno de nosotros tenemos fórmulas milagro o estrategias infalibles, si he conseguido tener estabilidad económica, ser medianamente feliz y conseguir realmente ayudar a muchas personas a que puedan vivir de lo que aman, ha sido disfrutando mucho lo que hago, divirtiéndome, pero, a veces, también a cambio de mucho esfuerzo, frustración, a veces, muchas malas noches confrontándome con la fidelidad a los patrones familiares, etc, etc, no solo una sempiterna felicidad ¿Hay alguien a estas alturas que se lo crea que todo es felicidad?

Créeme que se puede conseguir vivir cómodamente de lo que uno ama, pero créeme también si te digo que hay otra manera de conseguirlo, siendo profundamente fiel a uno mismo, siendo totalmente transparente, siendo brutalmente honesto, admitiendo que te puedes haber equivocado, siendo sensible, al fin al cabo, olvidándose de estar sólo al servicio de las ventas y ponerse al servicio de tu comunidad.

Esta es la gran paradoja, cuando piensas más en dar que en recibir, es cuando el dinero llega.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies