Llevar la ética a los negocios 2018-04-29T15:45:17+00:00

Llevar la ética a los negocios

Carlos Medinilla
Creador de ProyectosConscientes.org

La foto de portada de este artículo es de Gueshe Michael Roach, autor del libro El tallador del diamante: El buda y sus estrategias para dirigir tus negocios y tu vida

Para la mayoría espiritualidad y negocios/dinero son cosas antagónicas, sin embargo, creo que de nuevo estamos ante un caso en el que la sociedad ha confundido la herramienta con el uso que se le ha dado a la misma, el dinero, considerado por muchos algo superficial o sucio o algo que uno no debería de desear si realmente está en el camino de la espiritualidad es, sin embargo, algo que no posee de por sí ninguna cualidad intrínseca ni positiva ni negativa, digamos pues que el dinero es igual de bueno o malo que un abrelatas o una maceta ¿verdad que no rechazas las macetas, verdad que no te parecen superficiales? Pues lo mismo podríamos decir del marketing, de los negocios, de la publicidad, etc, etc, herramientas que de por sí no poseen cualidad alguna pero que sí que es verdad que el ser humano las ha usado generalmente con una intención bastante alejada del amor y eso ha confudido a la sociedad en general.

Así las cosas, nos encontramos que en los ambientes alternativos y espirituales el dinero es algo que suele brillar por su ausencia, al fin y al cabo, es algo que no da la felicidad ¿Para qué íbamos a querer conseguir dinero? Es más, los amigos nos percibirían como personas superficiales y la gente empezaría a decir que nuestro proyecto de alternativo y espiritual no tiene nada puesto que nosotros solo vamos por el dinero (esa cosa inmunda origen de todo mal…).

¿Y qué decir de la publicidad y el marketing? acostumbrados a ver cómo lo usan las multinacionales con el único y exclusivo objetivo de aumentar las arcas de unos pocos a ver ¿quién se atreve a decir que el marketing puede ser ético?

Yo propongo un cambio radical de la visión que tenemos de los negocios y propongo que los veamos sin filtros, que los veamos como una herramienta, nada más, herramienta que, sin embargo, podemos usar para nuestros fines espirituales más elevados, entonces…

¿Cómo puedo hacer para que práctica espiritual y negocio sean la misma cosa?

Propongo que tomes consciencia de tus valores espirituales, de las metas más elevadas que te hayas propuesto en la vida, toma consciencia de tu misión en esta existencia y aplícalo a cada uno de los aspectos de tu proyecto:

Que el propósito de tu negocio y tu propósito espiritual sean el mismo

¿Es tu propósito ayudar a los demás, mejorar la vida de un grupo concreto de personas? Sea cual sea tu propósito espiritual en la vida puedes montar un proyecto que te permite hacer lo que deseas y que a la vez te permita vivir de ello. Por otro lado, si ya tienes tu negocio montado y sientes que no tiene mucho que ver con la espiritualidad, siempre puedes hacerlo más consciente, decantándote por aquellos productos y servicios que más en linea estén con tu propósito y/o modificando alguna parte de tus productos o servicios de manera que se acerquen cada vez más a tus propósitos.

Que el dinero del que se nutre el negocio sea límpio

Procura, en la medida de lo posible, que la energía del dinero que nutre tu proyecto sea de la fuente más limpia posible, por ejemplo, si tienes que financiar tu proyecto procura que sean entidades éticas las que te financian (te recomiendo Fiare).

Que el dinero que se invierte desde el negocio tenga un fin elevado

Sea lo que sea a lo que te dediques siempre puedes elegir proveedores lo más en linea posible a tus valores, de esta manera creamos, de una u otra forma, una red invisible de proyectos conscientes que se refuerzan y se ayudan entre ellos.

Tus compañeros de trabajo, tus socios y tus clientes como espejo de uno mismo

La mayoría de las personas que estamos en un camino de realización personal sabemos que los demás son un lienzo en blanco en donde proyectamos nuestras sombras, aquello que no queremos ver de nosotros mismos, pues qué mejor oportunidad para aprender sobre nosotros que con las personas que nos relacionamos a través de algo tan importante como nuestro proyecto!

Hacer marketing y publicidad con ética y transparencia

Creo que la publicidad es una de las herramientas peor usadas de la historia, una gran mayoría de empresas, movidas por un afan lucro descomunal y carente de cualquier consciencia, la han usado para mentir, manipular, engañar y avasallar hasta límites insospechados. Pero ¿Qué tal si entre todos cambiamos esto? Apostemos por armarnos de toda nuestra ética antes de publicitar algo, hazlo solamente a las personas que les puede interesar, hazlo las veces que sean suficientes para que las personas interesadas lo recuerden y lo tengan en mente pero sin avasallar, cuenta la verdad sobre lo que tu servicio/producto ofrece sin ocultar datos importantes, sí se deben destacar las cualidades de tus productos pero sin exagerarlas. Creo realmente que se puede vender siendo completamente honesto y creo que la honestidad es precisamente algo que cada vez valoran más las personas de un proyecto cuando tienen que comprar algo de lo que éstos ofrecen.

Preséntate ante tus clientes como un ser humano, sin aparentar

La idea de presentarte a ti mismo como un superhumano ya no se lleva, no cuela, nadie se lo va a creer, creeme que vas a crear relaciones personales y comerciales más fuertes y duraderas si te muestras con sinceridad y comunicas claramente cuales son los límites hasta donde puedes llegar, los fallos que has cometido otras veces y lo que has aprendido con ello, la humildad es algo que todos los seres humanos valoramos de los demás.

Ayudar, apoyar y colaborar con “la competencia”

Si quieres dedicarte a los negocios de una manera consciente ya puedes decir sin ningún tipo de reparos que “tu proyecto no tiene competencia en tu sector”, pero no porque no haya más proyectos que hagan exactamente lo mismo que tú, si no porque tú no tienes la intención de arañarles clientes y pasar por encima de los demás, todo lo contrario, buscas la manera de complementarlos y sobre todo, puedes acercarte a otros proyectos semejantes para consesuar maneras de beneficiaros mutuamente a la vez creais nuevos servicios/productos que puedan beneficiar aun más a vuestros clientes.

Una sonrisa, por favor!

De una manera semi-inconsciente relacionamos la espiritualidad y los negocios con cosas serias, sin embargo, creo que precisamente deberían ser cosas especialmente dadas a la alegría, yo te voy a pedir un favor, sonrie y tómate las cosas con humor, el humor es una herramienta poderosa, comunicarte con tus clientes ya sea a través de la publicidad o personalmente con humor y respeto te va abrir muchas puertas, todo el mundo desea relacionarse con personas que les hacen reir y pasarlo bien, por favor, pásalo bien con tu proyecto y con tus clientes!

Y termino este artículo apoyando a “la competencia”, es posible que ya conozcas a Raimón Samsó pero si no lo conoces comentarte que es para mi el mejor referente de habla hispana en cuanto a espiritualidad y negocios se refiere y te recomiendo que si quieres profundizar en esta temática le eches un vistazo a sus libros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies